Passiflora coerulea

"Mburucuyá", "Pasionaria"

Elementos característicos
Su nombre científico es Passiflora coerulea, familia Passifloraceae
Alternas, digitadas; lobos profundos, oblongos o lanceolados, íntegros; pecíolo largo, llevando algunas glándulas.

Enredadera perenne, indígena, que comúnmente vive trepada a los árboles y arbustos de nuestros montes; también se le puede hallar en los suburbios de las ciudades y en los pueblos, trepada a tejidos, alambrados, tapias, etc.; algunas veces, aunque raras, se la encuentra en cerros y sierras trepando a las rocas.

Es planta totalmente glabra (sin pelos) de tallos delgados y muy ramificados. El nombre común, pasionaria, y el científico genérico Passiflora aluden a la flor en la que se pretende hallar en los estambres, pistilo y corona, similitud con los instrumentos de la pasión de Jesucristo. Toda la planta posee un principio activo llamado pasiflorina, sustancio que tiene mucha analogía con la morfina.
La infusión de las hojas y de las flores en la proporción de cinco gramos de planta fresca en un litro de agua, calma los nervios, disminuye la presión de la sangre y activa la respiración. Es un calmante que provoca el sueño. En altas dosis puede provocar convulsiones, parálisis y hasta la muerte.

Tiene cierto valor ornamental. Se presta para cubrir glorietas, zarzos o simplemente tejidos. La vistosidad de la corona de la flor y el colorido de sus frutos, realza su valor decorativo.

Hojas: Estípulas: caulinares (que corresponden al tallo), más o menos reniformes (en forma de riñon). Zarcillos: Simples, caulinares, extraxilares.
Flores: Hermafroditas, axilares, solitarias, vistosas, de seis a diez centímetros de diámetro, con pedúnculo largo y articulado arriba, con involucro de brácteas en forma de calículo. Cáliz: de cinco lobos verdosos, alargados, con corto apéndice dorsal cerca del ápice. Corola: de pétalos muy semejantes a los sépalos o lobos del cáliz y alternando con ellos. Estambres: El verticilo más vistoso de la flor, compuesta de numerosos segmentos filiformes, purpúreos en su porción basal, azules en la porción terminal y blancos en la intermedio. Corona: Cinco, de filamentos aplanados que se insertan en la base del ovario, anteras aplanadas, algo anchas, dorsifijas y mirando hacia abajo. Gineceo: De ovario globoso soportado por un pie (ginecóforo) y coronado por tres estilos claviforme
Fruto: Bayo globosa o subgloboso, de cuatro a cinco centímetros de largo, anaranjada o rojiza, comestible, con numerosas semillas envueltas en pulpa mucilaginosa de sabor poco agradable.
Especie: El género Passiflora tiene unos 400 especies, originarias, en su gran mayoría, de América tropical y subtropical.

Compartir