Herbario

20.01.2017 - 13:46

Es una fuente de datos con toda la información necesaria para identificar especies, conocer sus nombres, saber dónde crecen y cómo es su hábitat.

El herbario es una colección de muestras de plantas o parte de ellas acondicionadas, identificadas y accesibles para su consulta. Es un documento original y único de la biodiversidad vegetal del país y la región, del pasado y del presente que permanentemente se incrementa con el ingreso de nuevo material.

Importancia de los herbarios

Es de importancia fundamental para la Taxonomía Vegetal, además de ser una herramienta indispensable como material de referencia para todas las disciplinas que de ella dependen: Botánica General, Ecología, Conservación Biológica, Fisiología Vegetal, Biogeografía, etc.
Es también, un documento original que certifica la existencia de esa especie en ese lugar y en ese momento.
Una muestra de herbario de más de 100 años es comparable a un incunable, no se puede medir su importancia en dinero, es un documento irrepetible, contiene información única y muy valiosa.

Las colecciones

Los herbarios públicos de nuestro país se conservan en Museo Nacional de Historia Natural y Antropología, Museo y Jardín Botánico “Profesor Atilio Lombardo”, Herbario “Ing. Agr. Bernardo Rosengurtt” de la Facultad de Agronomía, herbarios de Facultad de Química y Facultad de Ciencias, que juntos reúnen alrededor de 240 mil muestras de plantas nativas y de otras regiones.

Comprenden plantas vasculares, líquenes, musgos, algas y hongos. Contienen más de 700 ejemplares tipo, sobre los cuales se realiza la descripción de una especie nueva para la Ciencia y son únicos en el mundo.
La mayor cantidad de estos ejemplares se encuentran depositados en el Museo Nacional de Historia Natural y Antropología y la Facultad de Agronomía. La muestra más antigua depositada en colecciones nacionales es el material colectado por Arsene Isabelle en 1838 conservado en perfecto estado en el Museo Nacional de Historia Natural y Antropología.

Es imprescindible comprender que, pese a ser una colección de plantas desecadas, es una colección “viva” que recibe constantemente nuevas muestras, y que además es material de referencia fundamental para los investigadores nacionales y extranjeros.

Formas de conservación y mantenimiento

El Herbario del Museo y Jardín Botánico está formado por las muestras colectadas por el Profesor Atilio Lombardo por duplicado y las muestras obtenidas por los investigadores y técnicos de la Institución en un permanente trabajo de incremento del mismo.

El museo está trabajando en la realización una base de datos informatizada, se trata de una labor costosa, cuyos resultados no se obtienen sino a largo plazo. Es por ello que su rentabilidad debe plantearse desde la perspectiva de uso.

Al iniciar la informatización de una colección, es necesario plantearse de manera cuidadosa el procedimiento a seguir y definir claramente los objetivos.

La parte más costosa del proceso de informatización del herbario, es el relacionado con el trasiego del material entre los armarios y la computadora, tanto para la introducción de datos como para la corrección.

Por esto, es mejor proceder a informatizar las colecciones completas por grupos taxonómicos, a informatizarlos parcialmente en su conjunto.

Objetivos de la informatización del Herbario

Contribuir a explotar de una manera más completa la información que contiene. Esto se refiere a la Fechas, Lugares Geográficos, Observaciones, Ecología, Fenología, Historia, Colectores, Nomenclatura, Taxonomìa, datos que posteriormente apoyarán los estudios del Impacto Ambiental.
La base de datos permite realizar consultas al herbario sin manipular el material, de este modo se logra una protección efectiva de la colección.
También contribuye en la gestión del Herbario para el etiquetado y facilita la comunicación con otras instituciones.
En la primer etapa se realizará la informatización de los herbarios ya existentes y posteriormente se irán ingresando los datos de las muestras obtenidas en los últimos años.

Para que el trabajo de informatización no se vuelva un trabajo desmesurado, será conveniente ligarlo a proyectos de investigación en curso, herborizando y procesando las muestras obtenidas en el trabajo de campo y que precisen de la información contenida en los herbarios. De este modo la utilidad del trabajo está justificada y se consolida la viabilidad del mismo.

Para el éxito de una base de datos es necesario integrar el crecimiento y mantenimiento como rutina del trabajo de herbario. Un paso importante en este sentido es que los colectores que aportan mayor material al herbario, utilicen la misma base de datos para etiquetar y llevar el registro de su material.

Tratar de abordar la informatización del Herbario como una acción extraordinaria y limitada en el tiempo, implica que, cuando se aumenten las colecciones, la base de datos dejará de ser representativa de las mismas. Al no coincidir la información contenida en el Herbario y en la base de datos esta última pierde interés y se abandona.

 

Muestras del acervo del Jardín Botánico.

Muestras del Acervo del Jardín Botánico

Muestras del Acervo del Jardín Botánico

Muestras del Acervo de Jardín Botánico

Compartir